Blog

Dónde, Cómo y Cuándo… Lavarse las manos

Las bacterias patógenas pueden propagarse por toda la cocina a través de las manos, utensilios o superficies. Por tanto, lavarse las manos con cuidado y con la frecuencia necesaria es la piedra angular de una manipulación segura de los alimentos. Bacterias y virus están presentes tanto en el medio ambiente como en la propia piel de la persona que no se lava las manos y se transfieren a los alimentos que manipula. Ya en los alimentos, las bacterias pueden multiplicarse y causar enfermedades. Una de las mejores maneras de prevenirlas es lavarse las manos con agua y jabón.

Las manos sucias es una de las principales causas de la propagación de enfermedades transmitidas por los alimentos. El primer paso que se debe tomar para evitar la propagación de bacterias dentro de la cocina es instalar un fregadero de manos en cada área aplicable del edificio, dando al personal la oportunidad de lavarse las manos cada vez que sea apropiado. Adoptar un enfoque de sentido común para los procedimientos de lavado de manos será un largo camino, pero el código de alimentos de la FDA ha establecido reglas de lavado de manos en restaurantes que explican dónde deben ubicarse los lavamanos en los restaurantes y cómo deben utilizarse.

Dónde lavar

La Parte 5-203.111 del código alimentario de la FDA establece que debe haber al menos un fregadero de mano dentro o en la entrada del área de preparación de alimentos y que debe estar ubicado “para permitir un uso conveniente por parte de los empleados en la preparación de alimentos, la dispensación de alimentos y las áreas de lavado de alimentos. Cada uno de esos lavamanos siempre debe mantenerse accesible a los empleados en cualquier momento que necesiten para usarlo.

Es casi tan importante evitar lavarse las manos donde está prohibido lavarse las manos como lavarse las manos en fregaderos designados. Las secciones 2-301.152 y 4-501.163 del Código de Alimentos establecen que el personal tiene prohibido lavarse las manos en fregaderos de lavado de alimentos, fregaderos de preparación de alimentos, fregaderos de servicio y fregaderos de utensilios.

Cómo lavar

A continuación describimos los pasos que los empleados deben llevar cada vez que se laven las manos.

  1. Enjuague las manos con agua tibia, limpia y corriente.
  2. Aplique jabón en las manos y frote vigorosamente durante al menos 15 segundos con especial atención a las áreas entre los dedos, las uñas, las muñecas y los antebrazos.
  3. Enjuague bien las manos con agua limpia, tibia y corriente.
  4. Secarse con una toalla limpia desechable. El secado constituye también una de las claves para que el lavado de manos sea del todo efectivo. Según el estudio “Evaluación de riesgos relacionados con la contaminación microbiológica de comida lista para cocinar. Los trabajadores y la eficacia de intervenciones para reducir al mínimos estos riesgos”, el secado de manos con aire caliente “aumenta los niveles de bacterias hasta un 500%, por tanto, es la solución de secado menos eficaz”.

Debe tenerse en cuenta, además, que no es recomendable preparar comida si se está enfermo, ya que los alimentos pueden contaminarse con facilidad. También es importante protegerse de posibles cortes en las manos con curitas, pues en estas zonas suelen formarse bacterias.

Cuándo lavar

Tan importante como capacitar al personal cómo lavarse las manos es enseñarles cuándo lavarlas.

  1. Cada vez que entran en el área de preparación de alimentos.
  2. Antes de ponerse un nuevo par de guantes.
  3. Antes de realizar cualquier tarea de preparación de alimentos.
  4. Antes de tocar el equipo de comida limpio o los utensilios de servir.
  5. Al pasar a una nueva tarea.
  6. Cuando se prepara para manejar alimentos listos para comer después de manipular alimentos crudos.
  7. Después de tocar platos sucios, utensilios o equipo.
  8. Después de tocar cualquier parte del cuerpo que no sea manos limpias.
  9. Después de visitar el baño.
  10. Después de toser, estornudar o soplar la nariz.
  11. Después de comer, beber o consumir tabaco.
  12. Después de tocar o cuidar de un animal de servicio.
  13. Después de manipular o cuidar animales acuáticos, incluyendo moluscos, mariscos y crustáceos en tanques de exhibición.

La Importancia de la higiene:

Además de las manos, la higiene en la cocina es fundamental para la seguridad de los alimentos. Hay muchas áreas en las que bacterias pueden vivir, crecer y multiplicarse. Para garantizar la higiene y prevenir intoxicaciones alimentarias, es importante lavar y secar todos los utensilios y equipos que se usan para manipular los alimentos. Debe tenerse en cuenta que las bacterias que causan intoxicaciones pueden crecer y multiplicarse con rapidez, si se cumplen condiciones adecuadas de tiempo, temperatura o humedad.

Limpiar la cocina, por tanto, es fundamental para mantener los alimentos seguros y evitar que las bacterias se propaguen. Una de las recomendaciones es limpiar a medida que se van utilizando las distintas zonas y utensilios. Esto evita la acumulación de suciedad y conduce a mejores condiciones de higiene.

 

wwww.lacasadelacero.com.do

IG: @lacasadelacero

 

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *